HOMOGENEIDAD Y CORRESPONSABILIDAD DE LOS COLEGIOS CON LAS ADMINISTRACIONES: CLAVES PARA AVANZAR HACIA UN MODELO ÚNICO DE FINANCIACIÓN DEL PAIME EN ESPAÑA

noticia Colegio de Medicos Murcia
 
La mesa redonda titulada ‘Financiación del PAIME: ¿es posible avanzar hacia un modelo único?’, enmarcada dentro del VIII Congreso Nacional PAIME, tuvo lugar el pasado 4 de octubre, en Murcia. Los ponentes que participaron en este mesa fueron los Dres. Ramón Mur, presidente del Colegio de Médicos de Lérida; Alberto LaFuente, vicepresidente del Colegio de Médicos de Navarra, Asensio López, gerente del Servicio Murciano de Salud; Pilar Bartolomé, directora general de Personal de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y Serafín Romero, presidente de la Fundación para la Protección Social a Médicos de la Organización Médica Colegial, FPSOMC, bajo las instrucciones de la moderadora Isabel Montoya, presidenta del Colegio anfitrión del Congreso, el Colegio de la Región de Murcia.
 
La principal conclusión extraída de esta ronda de ponencias fue que el modelo de financiación del PAIME en España necesita ser homogéneo, contando con la corresponsabilidad de los Colegios de Médicos y las Administraciones Públicas, que esté liderado por las organizaciones colegiales y que suponga el control de praxis.
 
Ramón Mur, presidente del Colegio de Médicos de Lérida
 
Tal y como explicó Ramón Mur, presidente del COM Lérida, en su intervención, “Lérida cuenta con un modelo moderno y consolidado, con la firme apuesta del Colegio y la colaboración de la Administración en base a un convenio firmado en 2012 y que funciona bajo un contrato programa”. “Este contrato programa se basa en una fórmula de gestión como proveedor, que cuenta con la Clínica Galatea como centro concertado para los ingresos necesarios, con un plan de actuación, controles de calidad, intervención económica, auditorías, un plan de objetivos y una serie de penalizaciones que permiten regular y controlar las desviaciones, siendo una herramienta que dota al modelo de una mayor seguridad”, añadió.
 
En palabras de Mur, “la aportación es del 70% por parte de la Generalitat y un 30% asumido por la Fundación, a través del Colegio de Médicos, con la particularidad en Lérida de una descentralización no obligatoria”.
 
Los datos que el presidente de los médicos de Lérida puso sobre la mesa reflejan que entre el 9 y el 12 por ciento de los médicos catalanes pasan por el Programa PAIME. De ellos, el porcentaje de recuperación está entre el 80 y el 85%. La media de días de estancia es de 33 y el coste medio diario asciende a 211 euros.
 
En el caso catalán, de los 572 médicos atendidos, un 75% continúa trabajando y 115 han cursado baja laboral. El 55% se ha reincorporado a su puesto de trabajo.
 
Ramón Mur argumentó que “el éxito del PAIME evita costes en IT, suaviza la falta de médicos y es una garantía para los pacientes”. 
 
En su defensa final por un modelo único, subrayó que “el modelo debe ser homogéneo, con los recursos garantizados, que cuente con la participación de la Administración, los Colegios y la Fundación y con un control pactado y tutelado de la praxis”. 
 
Por ello, indicó que hay que “explicar a las administraciones la eficacia, el marco jurídico y las garantías del programa” y aludió al Consejo Interterritorial como foro para vertebrar este debate.
 
Igualmente, añadió que “el compromiso de las Juntas Directivas colegiales con este programa PAIME está recogido por ley y en el Código Deontológico”, al mismo tiempo que sumó la participación de las facultades de Medicina para instaurar el PAIME como una palanca de “inclusión social”.
 
Alberto LaFuente, vicepresidente del Colegio de Médicos de Navarra
 
Por su parte, el Dr. LaFuente, vicepresidente del Colegio de Médicos de Navarra, inició su exposición defendiendo que la “promoción y la prevención de la salud están recogidas en la Ley Foral de Navarra y en el Código de Deontología Médica”.
 
En cuanto a la situación navarra, explicó que cuentan con un convenio firmado con la Administración desde el año 2001, siendo una de las dos únicas comunidades autónomas (junto con Extremadura), con un programa PAIME financiado al 100% por la Administración. 
 
En base a este convenio, LaFuente puso de manifiesto que “el Colegio de Médicos se compromete a dirigir, coordinar y decidir sobre el programa y los compañeros adheridos al PAIME y desarrollar programas de promoción y prevención de la salud, como la detección en el colectivo MIR trabajando conjuntamente con los tutores”.
 
El Colegio de Médicos vela, también, por la confidencialidad de los datos de los compañeros PAIME, dado que la facturación al Departamento de Salud se hace a través del Colegio, tanto en los procesos ambulatorios como en los ingresos de hospitalización. Además, cuentan con un acuerdo para la acreditación de los psiquiatras terapeutas, que permite que el colegiado PAIME pueda elegir, libremente, al profesional y afianzar así la confidencialidad de su caso.
 
Además, el Colegio de Médicos de Navarra se compromete a tener una Comisión Mixta, auditada y controlada, que ha servido como “fuente de consolidación del acuerdo con la Administración durante los últimos 4 años”.
 
La renovación del convenio es anual y, en palabras del Dr. LaFuente, “las distintas administraciones lo han respetado a lo largo de los años”.
 
En cuanto a los datos del PAIME en la Comunidad de Navarra, se ha observado un aumento en los últimos 4 años, con entre un 1 y un 2% de la colegiación que ha pasado por el PAIME.
 
Entre las especialidades con mayor riesgo para demandar el programa PAIME en Navarra se encuentran la Medicina de Familia, Psiquiatría y Anestesia. En cifras, el vicepresidente de los médicos navarros, indicó que “65 casos al año en Navarra cuestan entre 50.000 y 120.000 euros”.
 
En la defensa de un modelo único de financiación, Alberto LaFuente abogó por un “modelo homogéneo, financiado por la administraciones, que responda a un análisis coste-oportunidad”, al mismo tiempo que apostó por “utilizar un lenguaje para gestores, que demuestre los números que barajamos al tener a un médico de baja y hacer entender a las gerencias los beneficios del PAIME”. 
 
Asensio López, gerente del Servicio Murciano de Salud
 
El gerente del Servicio Murciano de Salud llegó con una situación diferente a la mesa redonda. La Región de Murcia no tiene modelo de financiación del PAIME, en base a “dos problemas”, según el gerente del SMS. 
 
Asensio López aseguró que “no tenemos modelo aunque durante los últimos meses hemos intentado redefinirlo y hemos observado que los problemas de salud y la evolución de las IT en la Región de Murcia se han ido incrementando”. “De los 20.000 trabajadores sanitarios con los que cuenta el Servicio Murciano de Salud, 1.800 están en situación de baja”, añadió.
 
Asensio López centró su intervención en la prevención, y explicó que “tenemos un problema de salud, no estamos cuidando a nuestros cuidadores, que se encuentran en un entorno laboral difícil, trabajando en espacios de adversidad y dureza, sometidos al sínfrome del burn-out y tenemos que prevenir esto y dar cobertura a estos problemas para que no acaben en el profesional quemado”. 
 
López apostó por “ofrecer espacios de respiro y actividades preventivas” y en estudiar “qué está pasando en nuestro sistema de salud para poder prevenir estos procesos de enfermedad en nuestros profesionales”. 
 
En cuanto al modelo de financiación, se mostró partidario a un modelo “financiado al 100% por la Administración, presupuestando al 100% esta prestación sanitaria a nuestros médicos, que debe estar firmado antes de 2020 y que estará dirigido y pilotado por el Colegio de Médicos de la Región de Murcia”, del mismo modo que apoyó “el modelo programa o de acreditación de servicios” y que sea “un modelo apto para llevarlo a cabo”.
 
Igualmente, López enfatizó que este programa debe estar enfocado a la “reincorporación como un elemento clave, adaptando y adecuando el contexto de trabajo para que un compañero PAIME se pueda rehabilitar” y, en números, explicó que “la subida de las IT y el coste de las sustituciones se han incrementado en 2 millones y medio de euros en el periodo de 2018 a 2019 en la Región de Murcia. Si con 350.000 euros podemos evitar una parte, el coste-rentabilidad del programa es más que evidente”. 
 
El gerente del SMS explicó que hace 10 años, la Región de Murcia contaba con un convenio firmado, que quedó supeditado a la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma en los años de crisis económica y que desapareció “por una cuestión de procedimiento administrativo”. 
 
En su defensa por un modelo PAIME, su argumentó giró en torno a “la prevención, la asistencia y la reintegración” y se comprometió a firmar un convenio.
 
Pilar Bartolomé, directora general de personal de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía
 
La directora general de personal de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Pilar Bartolomé, trasladó a los asistentes a la mesa redonda, “la apuesta fuerte de la Junta de Andalucía por establecer la salud real dentro de la profesión médica”. 
 
Explicó, también, que la Junta de Andalucía ha instaurado el “procedimiento para trabajadores sensibles, un circuito de entrada asistencial y postratamiento para velar por la salud de los profesionales”.
 
Al igual que el gerente del Servicio Murciano de Salud, aseguró que “están subiendo los niveles de incapacidad temporal, las patologías, el absentismo y un presentismo de profesionales enfermos que no quieren abandonar a sus pacientes o sobrecargar a sus compañeros”. 
 
Bartolomé apostó por “controlar estas situaciones para que no se conviertan en un problema de salud pública” y también hizo alusión al incremento de las agresiones como fenómeno relacionado a un mal ambiente en el trabajo y en los servicios de salud”.
 
“No podemos perder la relación médico-paciente que tanto cura y tenemos que dar la mejor asistencia pero sin prometer lo que no se puede dar”, indicó.
 
Así, Pilar Bartolomé explicó que las comisiones de IT tienen que mantener “una relación directa con el médico y el Colegio de Médicos” y remarcó que “siempre ha existido una buena relación entre el PAIME y las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales”. 
 
Bartolomé definió el PAIME como “una oportunidad de integración de los trabajadores en los que el Colegio de Médicos debe ser, en todos los casos, el garante”. 
 
Serafín Romero, presidente de la Fundación Para la Protección Social a Médicos
 
Finalmente, el presidente de la Fundación Para la Protección Social a Médicos de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero, quien fue el último en intervenir, describió la financiación del PAIME como “un programa nacional que debe ser homogéneo y de corresponsabilidad entre las administraciones públicas y los colegios de médicos”. 
 
El presidente de la FPSOMC, defendió que “la financiación no puede ser una excusa para no llevar a cabo el PAIME y el modelo de financiación tiene que contar con la complicidad del Colegio con la Administración para no perder su esencia integral”.
 
Serafín Romero denunció que “el problema no es el coste del programa, sino la prevalencia de las patologías” y defendió que “el Colegio de Médicos de la Región de Murcia ha sido un colchón que ha permitido mantener el programa PAIME en Murcia a flote para que nadie quede fuera, a pesar de no contar con financiación de las administraciones”. 
 
El Dr. Romero insistió en que “no podemos estar siempre justificando y convenciendo de que es necesario que el PAIME sea cofinanciado porque es una garantía para los profesionales y para los pacientes. Las administraciones deben asumir su corresponsabilidad”.
 
A modo de conclusión, la presidenta del Colegio de Médicos de la Región de Murcia, Isabel Montoya, mostró un mapa de España en el que quedaba definida, de forma muy gráfica, la situación de la financiación del PAIME en cada comunidad autónoma de España. 
 
Así, las comunidades financiadas al 100% son Navarra y Extremadura; las comunidades de Galicia, Castilla y León, Cataluña, Castilla La Mancha, La Rioja, País Vasco, Andalucía, Baleares y Cantabria cuentan con una subvención parcial y las comunidades de Murcia, Comunidad Valenciana, Asturias, Aragón, Madrid y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla no tienen financiación. 

La mesa redonda titulada ‘Financiación del PAIME: ¿es posible avanzar hacia un modelo único?’, enmarcada dentro del VIII Congreso Nacional PAIME, tuvo lugar el pasado 4 de octubre, en Murcia. Los ponentes que participaron en este mesa fueron los Dres. Ramón Mur, presidente del Colegio de Médicos de Lérida; Alberto LaFuente, vicepresidente del Colegio de Médicos de Navarra, Asensio López, gerente del Servicio Murciano de Salud; Pilar Bartolomé, directora general de Personal de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía y Serafín Romero, presidente de la Fundación para la Protección Social a Médicos de la Organización Médica Colegial, FPSOMC, bajo las instrucciones de la moderadora Isabel Montoya, presidenta del Colegio anfitrión del Congreso, el Colegio de la Región de Murcia. La principal conclusión extraída de esta ronda de ponencias fue que el modelo de financiación del PAIME en España necesita ser homogéneo, contando con la corresponsabilidad de los Colegios de Médicos y las Administraciones Públicas, que esté liderado por las organizaciones colegiales y que suponga el control de praxis. 

 

Ramón Mur, presidente del Colegio de Médicos de Lérida 

 

Tal y como explicó Ramón Mur, presidente del COM Lérida, en su intervención, “Lérida cuenta con un modelo moderno y consolidado, con la firme apuesta del Colegio y la colaboración de la Administración en base a un convenio firmado en 2012 y que funciona bajo un contrato programa”.

 

“Este contrato programa se basa en una fórmula de gestión como proveedor, que cuenta con la Clínica Galatea como centro concertado para los ingresos necesarios, con un plan de actuación, controles de calidad, intervención económica, auditorías, un plan de objetivos y una serie de penalizaciones que permiten regular y controlar las desviaciones, siendo una herramienta que dota al modelo de una mayor seguridad”, añadió. En palabras de Mur, “la aportación es del 70% por parte de la Generalitat y un 30% asumido por la Fundación, a través del Colegio de Médicos, con la particularidad en Lérida de una descentralización no obligatoria”. 

 

Los datos que el presidente de los médicos de Lérida puso sobre la mesa reflejan que entre el 9 y el 12 por ciento de los médicos catalanes pasan por el Programa PAIME. De ellos, el porcentaje de recuperación está entre el 80 y el 85%. La media de días de estancia es de 33 y el coste medio diario asciende a 211 euros. 

 

En el caso catalán, de los 572 médicos atendidos, un 75% continúa trabajando y 115 han cursado baja laboral. El 55% se ha reincorporado a su puesto de trabajo. Ramón Mur argumentó que “el éxito del PAIME evita costes en IT, suaviza la falta de médicos y es una garantía para los pacientes”.  

 

En su defensa final por un modelo único, subrayó que “el modelo debe ser homogéneo, con los recursos garantizados, que cuente con la participación de la Administración, los Colegios y la Fundación y con un control pactado y tutelado de la praxis”.  Por ello, indicó que hay que “explicar a las administraciones la eficacia, el marco jurídico y las garantías del programa” y aludió al Consejo Interterritorial como foro para vertebrar este debate. 

 

Igualmente, añadió que “el compromiso de las Juntas Directivas colegiales con este programa PAIME está recogido por ley y en el Código Deontológico”, al mismo tiempo que sumó la participación de las facultades de Medicina para instaurar el PAIME como una palanca de “inclusión social”. 

 

Alberto LaFuente, vicepresidente del Colegio de Médicos de Navarra 

 

Por su parte, el Dr. LaFuente, vicepresidente del Colegio de Médicos de Navarra, inició su exposición defendiendo que la “promoción y la prevención de la salud están recogidas en la Ley Foral de Navarra y en el Código de Deontología Médica”. En cuanto a la situación navarra, explicó que cuentan con un convenio firmado con la Administración desde el año 2001, siendo una de las dos únicas comunidades autónomas (junto con Extremadura), con un programa PAIME financiado al 100% por la Administración.  

 

En base a este convenio, LaFuente puso de manifiesto que “el Colegio de Médicos se compromete a dirigir, coordinar y decidir sobre el programa y los compañeros adheridos al PAIME y desarrollar programas de promoción y prevención de la salud, como la detección en el colectivo MIR trabajando conjuntamente con los tutores”. 

 

El Colegio de Médicos vela, también, por la confidencialidad de los datos de los compañeros PAIME, dado que la facturación al Departamento de Salud se hace a través del Colegio, tanto en los procesos ambulatorios como en los ingresos de hospitalización.

 

Además, cuentan con un acuerdo para la acreditación de los psiquiatras terapeutas, que permite que el colegiado PAIME pueda elegir, libremente, al profesional y afianzar así la confidencialidad de su caso. Además, el Colegio de Médicos de Navarra se compromete a tener una Comisión Mixta, auditada y controlada, que ha servido como “fuente de consolidación del acuerdo con la Administración durante los últimos 4 años”. 

 

La renovación del convenio es anual y, en palabras del Dr. LaFuente, “las distintas administraciones lo han respetado a lo largo de los años”. En cuanto a los datos del PAIME en la Comunidad de Navarra, se ha observado un aumento en los últimos 4 años, con entre un 1 y un 2% de la colegiación que ha pasado por el PAIME. Entre las especialidades con mayor riesgo para demandar el programa PAIME en Navarra se encuentran la Medicina de Familia, Psiquiatría y Anestesia.

 

En cifras, el vicepresidente de los médicos navarros, indicó que “65 casos al año en Navarra cuestan entre 50.000 y 120.000 euros”. En la defensa de un modelo único de financiación, Alberto LaFuente abogó por un “modelo homogéneo, financiado por la administraciones, que responda a un análisis coste-oportunidad”, al mismo tiempo que apostó por “utilizar un lenguaje para gestores, que demuestre los números que barajamos al tener a un médico de baja y hacer entender a las gerencias los beneficios del PAIME”.  

 

Asensio López, gerente del Servicio Murciano de Salud 

 

El gerente del Servicio Murciano de Salud llegó con una situación diferente a la mesa redonda. La Región de Murcia no tiene modelo de financiación del PAIME, en base a “dos problemas”, según el gerente del SMS.  

 

Asensio López aseguró que “no tenemos modelo aunque durante los últimos meses hemos intentado redefinirlo y hemos observado que los problemas de salud y la evolución de las IT en la Región de Murcia se han ido incrementando”. “De los 20.000 trabajadores sanitarios con los que cuenta el Servicio Murciano de Salud, 1.800 están en situación de baja”, añadió. 

 

Asensio López centró su intervención en la prevención, y explicó que “tenemos un problema de salud, no estamos cuidando a nuestros cuidadores, que se encuentran en un entorno laboral difícil, trabajando en espacios de adversidad y dureza, sometidos al sínfrome del burn-out y tenemos que prevenir esto y dar cobertura a estos problemas para que no acaben en el profesional quemado”.  

 

López apostó por “ofrecer espacios de respiro y actividades preventivas” y en estudiar “qué está pasando en nuestro sistema de salud para poder prevenir estos procesos de enfermedad en nuestros profesionales”.  

 

En cuanto al modelo de financiación, se mostró partidario a un modelo “financiado al 100% por la Administración, presupuestando al 100% esta prestación sanitaria a nuestros médicos, que debe estar firmado antes de 2020 y que estará dirigido y pilotado por el Colegio de Médicos de la Región de Murcia”, del mismo modo que apoyó “el modelo programa o de acreditación de servicios” y que sea “un modelo apto para llevarlo a cabo”. 

 

Igualmente, López enfatizó que este programa debe estar enfocado a la “reincorporación como un elemento clave, adaptando y adecuando el contexto de trabajo para que un compañero PAIME se pueda rehabilitar” y, en números, explicó que “la subida de las IT y el coste de las sustituciones se han incrementado en 2 millones y medio de euros en el periodo de 2018 a 2019 en la Región de Murcia. Si con 350.000 euros podemos evitar una parte, el coste-rentabilidad del programa es más que evidente”.  

 

El gerente del SMS explicó que hace 10 años, la Región de Murcia contaba con un convenio firmado, que quedó supeditado a la Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma en los años de crisis económica y que desapareció “por una cuestión de procedimiento administrativo”.  En su defensa por un modelo PAIME, su argumentó giró en torno a “la prevención, la asistencia y la reintegración” y se comprometió a firmar un convenio. 

 

Pilar Bartolomé, directora general de personal de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía 

 

La directora general de personal de la Consejería de Salud y Familias de la Junta de Andalucía, Pilar Bartolomé, trasladó a los asistentes a la mesa redonda, “la apuesta fuerte de la Junta de Andalucía por establecer la salud real dentro de la profesión médica”.  Explicó, también, que la Junta de Andalucía ha instaurado el “procedimiento para trabajadores sensibles, un circuito de entrada asistencial y postratamiento para velar por la salud de los profesionales”. 

 

Al igual que el gerente del Servicio Murciano de Salud, aseguró que “están subiendo los niveles de incapacidad temporal, las patologías, el absentismo y un presentismo de profesionales enfermos que no quieren abandonar a sus pacientes o sobrecargar a sus compañeros”.  

 

Bartolomé apostó por “controlar estas situaciones para que no se conviertan en un problema de salud pública” y también hizo alusión al incremento de las agresiones como fenómeno relacionado a un mal ambiente en el trabajo y en los servicios de salud”. “No podemos perder la relación médico-paciente que tanto cura y tenemos que dar la mejor asistencia pero sin prometer lo que no se puede dar”, indicó. 

 

Así, Pilar Bartolomé explicó que las comisiones de IT tienen que mantener “una relación directa con el médico y el Colegio de Médicos” y remarcó que “siempre ha existido una buena relación entre el PAIME y las Unidades de Prevención de Riesgos Laborales”.  

 

Bartolomé definió el PAIME como “una oportunidad de integración de los trabajadores en los que el Colegio de Médicos debe ser, en todos los casos, el garante”.  

 

Serafín Romero, presidente de la Fundación Para la Protección Social a Médicos 

 

Finalmente, el presidente de la Fundación Para la Protección Social a Médicos de la Organización Médica Colegial, Serafín Romero, quien fue el último en intervenir, describió la financiación del PAIME como “un programa nacional que debe ser homogéneo y de corresponsabilidad entre las administraciones públicas y los colegios de médicos”.  

 

El presidente de la FPSOMC, defendió que “la financiación no puede ser una excusa para no llevar a cabo el PAIME y el modelo de financiación tiene que contar con la complicidad del Colegio con la Administración para no perder su esencia integral”. Serafín Romero denunció que “el problema no es el coste del programa, sino la prevalencia de las patologías” y defendió que “el Colegio de Médicos de la Región de Murcia ha sido un colchón que ha permitido mantener el programa PAIME en Murcia a flote para que nadie quede fuera, a pesar de no contar con financiación de las administraciones”.  

 

El Dr. Romero insistió en que “no podemos estar siempre justificando y convenciendo de que es necesario que el PAIME sea cofinanciado porque es una garantía para los profesionales y para los pacientes. Las administraciones deben asumir su corresponsabilidad”. 

 

A modo de conclusión, la presidenta del Colegio de Médicos de la Región de Murcia, Isabel Montoya, mostró un mapa de España en el que quedaba definida, de forma muy gráfica, la situación de la financiación del PAIME en cada comunidad autónoma de España.  

 

Así, las comunidades financiadas al 100% son Navarra y Extremadura; las comunidades de Galicia, Castilla y León, Cataluña, Castilla La Mancha, La Rioja, País Vasco, Andalucía, Baleares y Cantabria cuentan con una subvención parcial y las comunidades de Murcia, Comunidad Valenciana, Asturias, Aragón, Madrid y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla no tienen financiación. 

 

Información publicada el 9 de octubre de 2019

noticia Colegio de Medicos Murcia